Relatos compromiso por la igualdad.

Mi compromiso por la igualdad.

¡Hola! Muchas gracias por interesarte por mi compromiso por la igualdad.

Ahora que estás aquí deja que te cuente un poco más…

Cuando empecé a plantearme publicar mis textos tenía claro que debía plasmar en ellos algún valor que considerase importante. No me bastaba con el objetivo de entretener o incluso emocionar, que ya es mucho. Quería ir más allá; poner mi pequeño granito de arena en el mundo. Pero nunca pensé que podría unir mis dos sueños; escribir y ayudar.

La idea de unir mi pasión por la literatura con mi vocación: la psicología, surgió mientras reflexionaba sobre qué quería transmitir con mis textos y qué contenidos iba a incluir en mi nueva página web (ésta que visitas).

Nunca pensé que podría unir

mis dos sueños:

escribir y ayudar.

Me hice la siguiente pregunta: ¿Qué necesidad detecto en la literatura romántica en cuanto a valores básicos? y ¿Qué problema hay en nuestra actual sociedad que más urge? La respuesta me vino rápidamente a la cabeza.

Mi compromiso:

Psicología y literatura

unidas por la igualdad.

A pesar de vivir en una sociedad que cree haber avanzado mucho, aún nos queda largo camino que recorrer en muchos aspectos pero si hay algo que me preocupa mucho es la violencia de género. Sólo hay que ver las noticias o leer la prensa para hacernos eco de ello. Si nos vamos a textos más específicos y estudios estadísticos veremos cómo esa violencia se ha extendido hacia los más jóvenes.

Si hay algo que me preocupa mucho

es la violencia de género.

Sólo hay que ver las noticias o leer la prensa

para hacernos eco de ello.

No se trata de generaciones más “atrasadas” en valores. Chicos y chicas de dieciséis años que supuestamente están más concienciados y han sido educados bajo valores que fomentan la igualdad, siguen quedando atrapados en relaciones dominadas por ideas irracionales que les lleva al uso de la violencia en cualquiera de sus formas. Incluso parejas más adultas y de larga duración que piensan que el enamoramiento del inicio permanece para siempre y si se acaba es mala señal. 

Los jóvenes siguen quedando atrapados

en relaciones dominadas por ideas irracionales

que les lleva al uso de la violencia.

¿Qué está pasando? ¿Es un problema de educación? No tengo la respuesta para todas las preguntas que me vienen a la cabeza pero está claro que algo está fallando.

Empecemos por crear cultura que

fomente la igualdad y valores positivos.

Es nuestra obligación como escritores.

Empecemos por crear cultura que fomente la igualdad y que transmita valores positivos. No puede ser que al leer esos libros románticos que tanto me gustan encuentre estereotipos y mensajes erroneos que pueden hacer creer a la persona que lee que los celos de tu chico es una señal de cuánto te quiere, por ejemplo.

¡Basta ya!

Rompamos arquetipos.

Creemos historias que rompan arquetipos, mitos y estilos de relaciones que son dañinas para nuestra sociedad. Como escritores es casi nuestra obligación.

¿Cómo me comprometo, entónces? Creo que la respuesta viene dada sola.

Me comprometo a fomentar en mis textos

la igualdad, romper estereotipos y

los mitos que existen en torno al amor romántico.

Por supuesto que el amor puede ser romántico pero que no te engañen. Lo que a veces intentan mostrarte como tal es en realidad la violencia más debastadora.

Sé que yo sola no puedo hacer mucho pero aún así me parece fundamental poner todo lo que pueda por mi parte.

¡Únete al reto!

¿Cómo? Es muy sencillo. No leas aquello que fomente esta lacra que tanto nos está costando eliminar y si lo haces, no te lo creas. Analiza y juzga. Sé que lees porque te gusta y quieres entretenerte, soñar con esa vida que alguien ha imaginado… pero por favor… no te identifiques con ella.

Si detectas algo en mis textos que contradiga mi compromiso, por favor hazmelo saber. Mándame un correo y cuéntame qué no te ha gustado. Me temo que tenemos tan interiorizadas algunas ideas que se nos escapan sin darnos cuenta.

Te lo adradeceré enormemente.

 

 

Espero que te haya gustado y apoyes mi compromiso. ¡Hazlo tuyo!

Con pequeños pasos se avanzan largos caminos.

 

A %d blogueros les gusta esto: