Relato «Amor, déjalas libres»

¡Buenos días! ¿Qué tal la semana?

Ya estamos a viernes y como en semanas anteriores,  os traigo un relato con el que comenzar el fin de semana.

tumblr_mhuwkelb5r1rind5ro1_500

Amor, déjalas libres.

Amor, es verdad que las mariposas que antaño bailaban en nuestro estómago al son de nuestro amor, con el transcurso del tiempo se fueron aquietando. Quizás llegó un momento en el que eran tantas que se sentían ahogadas… Las dejamos libres para que bailasen junto a un amor distinto. Pero no por eso nuestro amor se acaba, simplemente evoluciona.

Ahora, la pasión que un día compartimos anida en el seno de otra pareja, inundando así, a través de amores transformados, el mundo de pasiones. ¿No crees que es maravilloso? No pienses en que las hemos perdido porque habiéndolas tenido, siempre quedará un resquicio.

Entiendo que a veces las añores y observes a otras parejas que aún las tienen, anhelando ser ellos e incluso puedo comprender que en ciertos momentos te sientas tentado y al mirar para otro lado creas sentir nuevamente esas alas en tu estómago, haciéndote creer que nace un nuevo amor con otra persona y que el nuestro se ha acabado.

Déjame decirte algo, amor.

¿Acaso crees que ese aleteo que tanto evocas durará para siempre con otra persona? También desaparecerá pero porque así ha de pasar.

Juntos las creamos y cada día, con nuestra entrega y pasión, conseguimos que fueran creciendo y expandiendo sus pequeñas alas, que inmaduras, aprendían a volar.
Pero amor, entiende que en algún momento tienes que dejarlas volar. No puedes retenerlas siempre y esperar que continúen bailando. Es necesario liberarlas para que sigan vivas.

Cuando mires a otra pareja y anheles las mariposas, recuerda que las dejamos libres para que extendieran sus alas repletas de un amor que nosotros construimos.

Céntrate en aquello que dejaron en su lugar y que es la base de lo que ahora compartimos. Cierra los ojos y percibe ese cosquilleo que dejaron tras su marcha y que con la experiencia y el tiempo se ha ido transformando en emociones intensas y duraderas.

Es verdad que sentir aquel compás era emocionante pero lo que siento ahora no lo cambio por lo de antes. Las emociones se han convertido en otras. Tal vez ya no exista la misma excitación y al vernos no nos devoremos a besos pero ahora no necesito verte para tenerte.

La confianza y seguridad que nos une la hemos construido a base de sueños, confesiones y besos. Sí, es verdad que podemos pasar tiempo sin tocarnos y no por ello perdemos el aliento pero cuando nos acariciamos no sólo lo hacemos con las manos.

Con solo mirarnos somos capaces de entender qué sentimiento anida en nuestro corazón, y si las palabras no nos salen por la emoción, no necesitamos oírlas para dar nuestra comprensión.

Un baile termina y da comienzo uno distinto y nuevo. Cada paso tiene su ritmo y cada pareja su estilo. Cierto es que si en algún momento nuestra pareja es otra, nace una emoción renovada que te hace dar cada paso con un entusiasmo que creíste perdido. No te importará adaptarte y medir tus pasos para no cortar los suyos pero con la experiencia y el tiempo el entusiasmo desaparecerá de nuevo.

Podemos elegir cambiar de pareja cada vez que sintamos que el baile se está apagando o elegir aquella con la que mejor se adapten nuestros pasos.

Esa es tu decisión. Yo, amor, elijo quedarme contigo porque las emociones que siento cuando te miro, ahora anidan en mi corazón y lo han invadido a un nivel tan profundo que sólo desaparecerían con la ausencia de latido.

Fin.

© Todos los derechos reservados.

2 comentarios en “Relato «Amor, déjalas libres»

Deja un comentario

Responsable » Mar Suárez Redondo.
Finalidad » Enviarte nuevos contenidos.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de marsuarezredondo.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

A %d blogueros les gusta esto: